Existen muchas páginas en internet que hablan de la arcilla roja y sus múltiples beneficios tanto en piel y cabello como lo son las arcillas de “Barro Juana del Carmen”.

Según nuestra experiencia, la arcilla roja:

  • Aumenta el riego sanguíneo
  • Estimula el riego linfático
  • Proporciona más calor que la arcilla blanca o la verde
  • No está aconsejada en procesos inflamatorios

preparacion

Así, las principales aplicaciones de la arcilla roja en la piel con:

  • Pieles desvitalizadas o blanquecinas
  • Lesiones musculares crónicas (no en fase aguda o inflamatoria)
  • Baños de calor (como mascarilla corporal dentro de la bañera)

La arcilla es, sin duda, un elemento natural extremadamente terapéutico, pero para poder sacar un rendimiento eficaz de su uso, es importante tener en cuenta algunas consideraciones importantes sobre  cómo usar las arcillas y los utensilios para su mejor y correcto uso.